Don y Lola..Los fieles acompañantes del paseo de la cultura

01 IMG

“60 años de casado, dígame sino fui juicioso”

En BCABJA también nos importan las historias que no son noticia. Las que algunos cuentan pero no todo el mundo aprecia. Por eso he decidido empezar a contar de manera muy sencilla esas historias que me parecen curiosas y que veo en mi ciudad. Esta es una iniciativa que también existe en otras ciudades un poco menos famosas que la nuestra, es el caso de Nueva York 😉 con su proyecto Humanos de Nueva York.

Don… Estuvo casado por más de 60 años con  Doña … Y solo la muerte los pudo separar, como dicta la iglesia católica: “Hasta que la muerte los separe”. Doña… Lleva más 7 años de fallecida, sin embargo  es notorio al recordar su época de casados, el amor que Don… Consagró,  con quien fuera su confidente, amiga y esposa por tanto tiempo. Cuándo se le pregunta cómo fue su comportamiento de joven, responde con una sonrisa: “60 años de casado, dígame sino fui juicioso”.  Y es precisamente el mensaje que nos deja a los tantos jóvenes, que hoy habitan este Municipio de Barrancabermeja. Valores como: la honestidad, respeto y una vida sana, sin vicios que atenten con nuestra salud. Por otro lado, hoy su fiel acompañante es Lola, una Golden Retriever, que en sus canas refleja que los años no pasan solos, al igual que le sucede a su amigo. Ambos pasan sus días en un recorrido que realizan, todos los días, sobre el paseo de la cultura; uno por la mañana y el otro ya acabando la tarde. El ritmo, que ambos llevan durante su sesión de caminata, es casi perfecto, combinando la experiencia y los años con su andar pausado pero seguro.

 

funny.pho.to_crayon_drawingLola, llegó a la vida de Don.., hace algo más de  año y medio. Su llegada, se produjo desde la ciudad de Bogotá, lugar dónde pasó gran parte de su vida con quien fuera su anterior dueño. El antiguo dueño de Lola, era amigo del hijo de Don.., a quien le encomendó a Lola, dado que él debía salir del país. El hijo de Don.., no podía hacerse cargo de Lola, así que le pregunto a su papá, si desearía emprender la labor de cuidar de Lola. Don… aceptó y la recibió en su hogar y desde ese momento, se han convertido en los fieles acompañantes del paseo de la cultura.