Conozca la formula para comer carne roja sin que le dé cáncer en el intento

¿Recuerdan cuando existía el comisariato? Yo si lo recuerdo vívidamente. La carne “de primera” y “de segunda” abundaba en los hogares barranqueños, tanto así que algunos revendían la carne que les regalaba Ecopetrol y les sobraba. La carne siempre ha sido fundamental en la dieta del barranqueño promedio y de seguro muchos sintieron gran conmoción con el anuncio que hizo la Organización Mundial de la Salud a principios de semana en el cual determinaba que “La carne roja y las carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer y enfermedades coronarias”.


Comer carne roja A DIARIO aumenta un 16% la posibilidad de desarrollar cáncer. Comer carne procesada a diario (tocino, salchichas etc) aumenta hasta un 21% de desarrollar cáncer o enfermedades coronarias

Inmediatamente hecho el anuncio, la internet fue desbordada por miles de memes y reacciones contrarias al importante anuncio (a pesar de que desde hace años se tienen estudios importantes que demuestran las graves consecuencias en la salud de comer carne roja en exceso). Al parecer cuando al ser humano le dicen que no haga algo o que se cuide de algo, el humano casi por instinto decide hacer todo lo contrario a las recomendaciones  hechas.

Hay que entender que en ningún momento la OMS ha sugerido la prohibición del consumo de carne procesada o carne roja.

La carne roja solo es perjudicial cuando se come en exceso. Lo que recomiendan los expertos es que se consuma carne roja o derivados de la misma máximo  3 veces a la semana, cantidad que nos parece razonable.  Sabemos que hay personas que comen carne todos los días, pero recuerden que el pollo y el pescado son alternativas nutricionales menos perjudiciales para su salud en el largo plazo. Tres días de carne roja, dos días de pollo y dos días de pescado. La verdad esa proporción es muy similar  a lo que los Barranqueños de clase media comen normalmente en una semana.


Usted también puede combinar alimentos que disminuyan el riesgo de cancer con una buena porción de carne roja para “nivelar el riesgo”

¿Cómo así? Fácil. Coma carne roja, pero haga recetas saludables con ella. Su almuerzo no tiene que ser siempre el A.C.P.M (arroz, carne, papa, maduro), por lo menos métale algo verde y saludable a su plato de comida antes de mandarse la cucharada a la boca.

Ejemplo: haga arroz, ,ase  un buen pedazo de pierna de cerdo en poco aceite (preferiblemente de girasol o canola) agréguele un poquito de salsa BBQ , ajos y si quiere puede picarle cebolla en cuadritos. Sofría la carne durante 3 minutos por lado y lado y después agréguele  tres cucharadas de agua y tape el sartén durante 10 minutos a fuego bajo, luego agregue unos arbolitos de brócoli sobre la carne y vuelta a tapar durante 5 minutos. En una olla con agua ponga a cocinar plátanos maduros durante 20 minutos ¡y listo!, tiene usted un saludable, sencillo y delicioso almuerzo antioxidante, anticancerígeno y con un pedazo de carne roja delicioso que se derretirá en su boca.

Tanto el Ajo, La cebolla, el brócoli y el plátano maduro son alimentos que reducen el riesgo de cáncer notablemente. Esos alimentos y muchos otros traen grandes beneficios para la salud y deben ser parte de su dieta diaria.
La idea no es dejar de comer carne roja; lo que hay que hacer es aprender a realizar recetas fáciles y saludables que incluyan carne roja pero que no falte la buena ensalada ni el plátano, ni los garbanzos etc…

Con respecto a las carnes procesadas, la cosa cambia.

Lo mejor que podemos hacer con ellas es dejarlas de consumir o consumirlas una vez a la semana por mucho (Es difícil teniendo una oferta de comidas rápidas tan deliciosa en el puerto petrolero, pero hay que poner la salud por encima de todo). Seguro que desayunar carimañolas en la avenida, almorzar A.C.P.M en su casa y comerse una picada de “El Chifla” por la noche, no le va a hacer ningún beneficio a su salud.
Hay que ser autoconscientes de lo que comemos y si queremos llegar a viejos con la salud plena, hay que aprender a tener buenos hábitos alimenticios y dejar de tragar tanto chorizo, salchicha, salchichón, chunchulla, chicharron  y “bajarle a la dieta de la Ch” para no morirnos antes de tiempo.

Para mas articulos frescos como este, sé parte de la comunidad BCABJA haciendo clic aquí y participa.