La educación medieval como modelo educativo institucional

Mientras los países mas desarrollados del mundo imponen un modelo educativo basado en las relaciones afectivas y las emociones, en Colombia, el procurador general de la nación, el señor Alejandro Ordoñez, solicita formalmente a la “honorable” Corte Constitucional”  la prohibición de manifestaciones excesivas de afecto. Fiel a su estilo retrogrado, Alejandro Ordoñez formula una pregunta retorica que deja estupefactos a los pedagogos y expertos en educación en el país: “Si efectivamente no se pudiera exigir a los niños el recato y el pudor al interior de sus instituciones educativas, ¿qué razones válidas existirían o podrían existir para exigirlas a los ciudadanos?”. La pregunta que nosotros nos hacemos es ¿qué es el recato y el pudor según el señor procurador?
Hace ya varios años que terminé mi etapa escolar, etapa que recuerdo con mucha alegría a pesar de todos los problemas que puede tener ser un estudiante escolar en Barrancabermeja. Recuerdo que las muestras de afecto de mis compañeros de clase siempre fueron desprovistas de malicia (aunque no faltaba una agarrada de nalga o un beso robado de vez en cuando), los abrazos, la agarrada de la mano en el recreo y uno que otro beso (a escondidas de los profesores y coordinadores) eran comunes en el colegio donde estudié y seguramente pasaba lo mismo en las demás institución educativas del puerto petrolero y a pesar de que en Barrancabermeja casi todas las escuelas e instituciones de educación secundaria tienen una fuerte influencia católica, rara vez hubo problemas de “excesiva afectividad” en los colegios.

Estudios neurocientificos han demostrado que la mejor forma en la que se puede enseñar a los niños y jóvenes es despertando emociones y sentimientos en el alumno mientras se le educa. El modelo de repetición y memorización es obsoleto y lo único que logra es un “aprendizaje”de muy corta duración que a la larga no servirá para nada al ser y que no aporta elementos para que la persona desarrolle una vida plena y satisfactoria. Al parecer, el modelo educativo de la repetición y la memorización es el que la procuraduría desea implementar a rajatabla y peor aun; el procurador con sus palabras da a entender que adoraría volver a la educación de los reglasos en las manos por mal comportamiento, del humillante sombrero con orejas de burro para el alumno con mal rendimiento académico, del castigo de mirar una esquina del salón por responder al maestro o desobedecer una orden, de los colegios separados por géneros, de la religión como fundamento moral y de la prohibición absoluta del cariño entre estudiantes y maestros.

Psicólogos y psiquiatras expertos en educación comentan que lo que sugiere el ministerio publico es un despropósito. Germán Casas; miembro de la junta directiva de la Asociación Colombiana de Psiquiatría, considera que las manifestaciones de amor y cariño no se pueden limitar por decreto porque pertenecen al normal desarrollo de los seres humanos. “Se debe educar, enseñar que las manifestaciones de amor y cariño también responden a un acuerdo social, en el cual tienen límites dispuestos por la sociedad, basados en el respeto hacia el otro”. cuando se crea una prohibición se genera una confusión en la cabeza del niño o el adolescente, quien comenzará a ver su instinto natural al afecto y al amor como algo malo que debe hacer a escondidas.
Crea un sentimiento de culpabilidad a nuestros muchachos por el hecho de demostrar afecto es lo peor que una escuela o padre de familia puede hacer. El prohibir lo que instintivamente todos los seres humanos sentimos y queremos demostrar es una aberración que las instituciones políticas y educativas de cualquier medianamente civilizado no pueden permitir ni promover.

Al contrario de lo que propone el señor procurador, en BCABJA creemos que es necesario una reforma educativa urgente que, en vez de restringir las muestras de afecto, debe promoverlas siempre teniendo como limite el respeto por el prójimo. También consideramos que en pleno siglo XXI la educación debe empezar a enfocarse a enseñar a los niños y jóvenes a ser felices, a que encuentren una vocación y a que la desarrollen durante el resto de la vida para que la etapa laboral adulta no siga siendo el tedio que es actualmente para la mayoría de barranqueños y colombianos.

Usted ¿qué opina de la educación en Barrancabermeja? ¿Son excesivas las muestras de cariño entre los estudiantes? por favor déjenos su opinión mas abajo en la sección de comentarios y haga parte de la comunidad BCABJA haciendo clic aquí.