¿Los barranqueños debemos ir o no ir al estadio de fútbol?

[poll id=”5″]
Sesenta y tres mil millones de pesos y contando. Eso es hasta el momento lo que ha costado la construcción del nuevo estadio de fútbol de la ciudad de Barrancabermeja.
Como muchos sabrán, el precio inicial del  escenario deportivo era de veintidós mil millones de pesos, pero como suele suceder en Colombia, los sobrecostos  terminaron por ser mas cuantiosos que la obra en su concepción original, y lo que mas sonroja a los barranqueños cuando les hablan del Daniel Villa Zapata, es el hecho de que con menos de la mitad del dinero hasta ahora invertido en nuestro estadio; se han construido escenarios de mejor factura e infraestructura.
Uno de los estadios mas bellos de Colombia, el Hernán Ramírez Villegas de la ciudad de Pereira, tuvo un costo total de treinta mil millones de pesos y solo basta con mirar algunas fotografías para saber que las diferencias entre el estadio de la capital Risaraldense  y el del puerto petrolero son abismales .

La opinión de algunos es que los ciudadanos debemos castigar a los gobernantes del municipio, no asistiendo a los eventos deportivos que se realicen en el ya infame estadio Daniel Villa Zapata mientras el alcalde y algunos políticos de la región invitan al pueblo a asistir masivamente al estadio con el propósito de apoyar al equipo profesional de fútbol aurinegro, el Alianza Petrolera.
No sé hasta qué punto se vea afectada la economía de la ciudad si la gente deja de ir al estadio. El fútbol mueve millones de pesos directa e indirectamente  y seguramente al estar las gradas del Villa Zapata vacías, no solo se vería mermada la economía del equipo de fútbol local. El bolsillo de las personas que trabajan en torno a los eventos deportivos también caería de forma estrepitosa  y lo cierto es que ninguno de esos humildes vendedores y comerciantes tienen culpa del nefasto manejo ejecutivo que se le ha dado a la construcción del “elefante blanco” mas insigne de Barrancabermeja.

Razón no les falta a los que piden un boicot general en contra del alcalde, el gobernador y demás dirigentes. Pero en mi opinión, hay mejores maneras de mostrar el malestar ciudadano que crece con cada minuto que pasa. No ir al estadio haría pagar a inocentes por culpables y eso definitivamente no sería lo correcto.
El mejor castigo que le podemos dar a la dirigencia municipal; lo que mas les dolería y lo que nunca olvidarán, es simplemente no seguir votando por los mismos chupa sangre de siempre. La única forma de dejar de ser el hazmereír de país por sucesos como el del estadio, es cambiando de una vez por todas la clase política que nos tiene asfixiados desde hace décadas.

Yo sí iré al estadio cuando el tiempo y las obligaciones me lo permitan y creo que apoyar a nuestro equipo local, el Alianza petrolera, les serviría mucho para logran buenos resultados en los torneos que debe afrontar. Llevábamos años esperando tener un equipo en la primera división y ahora debemos apoyarlo con todo el sentimiento y las buenas energías posibles. La diferencia real la hacemos desde las urnas y no desde las graderías de un estadio. La próxima vez que vote, hágalo a conciencia, no se venda, no se deje llevar por opiniones obtusas y si no es así, no se queje luego del despilfarro monetario y la miseria del municipio.

¿Que opinan los verdaderos hinchas del equipo Barranqueño? ¿Debemos asistir o no asistir al estadio de fútbol?